En Mendoza, el vino es cultura. Y si desde hace algunas décadas, Malbec es sinónimo de Argentina; en los últimos años, se han buscado nuevas expresiones de Malbec en el valle de Mendoza. Aparecieron nuevas regiones y territorios como Gualtallary, Paraje Altamira, Uco; que contribuían al enriquecimiento de la cepa con perfiles distintos: no existe un solo tipo de Malbec.

Una de esas búsquedas la encabezó desde el año 2009 la bodega Matervini, de Santiago Achaval y Roberto Cipresso. Trabajan con viñas viejas de Malbec, sembradas en 1938, de los valles de Uco, los valles de Chalaquíes y de Yacochuya en Salta y de El Challao en Las Heras. Este último, en menos de veinte hectáreas, sobre un terreno de precordillera. A fines del 2018, la revista Wine Spectator incluye solos dos Malbec argentinos en la lista de los cien mejores vinos del mundo. Uno era Matervini Finca 2015.

¿Dónde? Calle Cobos 2142, Perdriel, Luján de Cuyo

Teléfono: +54 9 261 5616 691

Más información aquí.

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

Crédito de imagen: matervini.com

También puede interesarte

Bodega Luna Austral

Desde arriba, parece esas circunferencias en campo abierto de la película Señales de M. Night Shyamalan.

El Viejo Manzano

Es la historia de un nieto y el patrimonio de su abuelo. El primero, tiene el carisma aventurero y se llama Nino Masi.

Viñedo Adrianna

Adrianna se apellida Catena. Ella, junto a Alejandro Vigil, el director de enología de Catena Zapata desde hace más de quince años, fundó una bodega pequeña, Aleanna.

Museo del Vino

Ascoli Piceno es una ciudad al noreste de Roma, decorada con torres, campanarios y catedrales de estilo medieval. Allí nació Felipe Rutini. Su padre hacía vino de mesa para los ascolanos.