Una casa de comidas es el equivalente a una taberna antigua en Lima. Uno de esos espacios democráticos, sin pretensiones, en el que se ofrecen tres o cuatro platos del día, que se exhiben en fondas. Aquí, en Mendoza, ajustaron la propuesta, corrigieron las cocciones y se consolidaron como ese lugar en el que se piden fuentes al medio para picar. La gastronomía es compartir, dicen los dueños. Los platos que aterrizan en las mesas de Fuente y Fonda reafirman esa máxima: inmensos pasteles de papa, milanesas napolitanas y canelones generosos de choclo y ricota. 

¿Dónde? Montevideo 675, Ciudad

Teléfono: +54 261 429 8833

Más información aquí.

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

También puede interesarte

La Marchigiana

En 1948, escapando de la posguerra, la nonna Fernanda se refugia en Argentina luego de un largo viaje en el vapor Santa Cruz. Venían con ella, sus dos hijos y sus ilusiones.

María Antonieta

Vanina Chimeno abrió su primer brasserie en el año 2012 y lo pensó como un espacio casual, ideal para tomar una mesa en cualquier momento. Prefirió invertir días y meses en afinar su cadena de trazabilidad con los proveedores locales.

Siete Cocinas

Así como el Perú tiene siete pisos altitudinales, el chef Pablo Del Río identificó siete regiones gastronómicas en Argentina: Noroeste, Litoral, Cuyo, Pampa, Metropolitana, Patagonia y Mar.

Francesco Barbera Ristorante

Es otra de las casa de restauración que ostentan el sello inconfundible de la cocina italoargentina de los Barbera en Mendoza. Francesco es el esposo de María Teresa, la legendaria cocinera de La Marchigiana.