Río ha sabido entender también las migraciones culturales. A mediados del siglo XX, oleadas de españoles llegaron a Brasil. Como los hermanos Francisco y Bartolomé Bou, que abrieron esta churrasquería en 1961 como un recuerdo de la isla de Mallorca. Aquí, claro, se come picaña, ese corte de res que los cariocas popularizaron fuera de sus fronteras, en preparaciones generosas que superan el medio kilo. Entonces la fusión entendió un placer nacional, como las carnes a las brasas, con guarniciones mediterráneas, el complemento de los Bou.

¿Dónde? Rua Senador Vergueiro 11/15, Flamengo

Teléfono: +55 21 2205 6820

Más información aquí.

Conoce más sobre Río de Janeiro aquí:

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

Crédito de imagen: majoricario.com.br

También puede interesarte

Olympe

Thomas Troisgros, mantiene el legado de sus antecesores: comida y técnica francesas con insumos cariocas y del trópico.

Lasai

El chef Rafa Costa presenta la filosofía de cocina que se traslada de la huerta a la mesa para mostrar otra manera de comer vegetales.

Aconchego Carioca

Es una muestra de cariño que la cocinera Katia Barbosa escogió de nombre para su restaurante. Es el espacio donde los cariocas salen a almorzar, porque son sabores de casa.

Sushi Leblon

Cuando abrieron, en 1980, Leblon todavía no era ese barrio de moda frente a la playa. Fue el primer restaurante en la ciudad que se aventuró a explorar la fusión japonesa y occidental.