Como el tequila en México o el pisco en Perú, la cachaça forma parte de la identidad líquida de Brasil. La historia empieza en el siglo XVI, todavía en la Colonia, cuando el cultivo de la caña de azúcar sostenía la economía. Producir azúcar implicaba hervir la caña. Con la merma, se alimentaba al ganado, hasta que una vez, ese insumo, casi una espuma densa, se quedó durante días a la intemperie y empezó a fermentarse, dando origen a la versión rudimentaria de la cachaça. Una vez que se entiende esa importancia fundacional, entonces la caipirinha (el  cóctel bandera con limón y azúcar) es un paso lógico. En este bar, fundado en 1985, la sirven mezclada con otras frutas y pueden preparar más de cien variedades gracias al abanico de etiquetas que atesoran.

¿Dónde? Rua Conde de Bernadotte 26, Leblon

Teléfono: +55 21 2239 1542

Más información aquí.

 

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

Crédito de imagen: Academia Barra da Tijuca - Berg Silva

También puede interesarte

Bar Carioca da Gema

Lapa, de noche, también es funk, bossa y capoeira. Pero en este espacio, que funciona como una plataforma musical, se rinde homenaje a la samba y al chorinho, dos géneros tradicionales de Río.

Meza Bar

Es un espacio donde los bartenders se lucen con  cócteles creativos y donde se entiende la mixología como un oficio de seducción. Por eso, ofrecen sus versiones de preparaciones clásicas como el Martini y la caipirinha.

Teatro Odisseia

Está ubicado en una construcción histórica de fachadas neoclásicas. Cuenta con pistas de baile diferenciadas y cada una tiene un soundtrack distinto: desde los sonidos de moda hasta hits de música popular brasileña.

Casa Momus

La bohemia de Lapa quedó inmortalizada en la película Madame Satá (2002), que registraba la escena nocturna del barrio en la década de 1930. Allí se ubica este bar, sobre lo que fue un antiguo palacete colonial de dos pisos.