Ocupa el octavo lugar en la lista latinoamericana de los 50 Best. Esa ubicación se sostiene en el esfuerzo y trayectoria de Jefferson Rueda, quien apostó por una zona que no tenía fama gastronómica para abrir su restaurante. Lo tildaron de loco cuando decía que quería abrir un asadero allí. Cuando se decidió, solo en el primer día, ya tenía una fila enorme para probar el cerdo. Forma parte de esa tendencia mundial (en la que también figura el carnicero peruano Renzo Garibaldi) de aprovechar lo mejor posible todo el animal, sea cerdo o vaca. Hoy, A Casa do Porco atiende al mes a casi dieciséis mil personas que buscan sus platos emblemáticos como el tartar de cerdo madurado o la panceta con mermelada de guayaba.

¿Dónde? Rua Araújo 124, Centro

Teléfono: +55 11 3258 2578

Más información aquí.

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

También puede interesarte

Tordesilhas

Mara Salles ha estado a cargo de este restaurante por más de veinte años. La esencia del menú es recuperar recetas típicas de las regiones de Brasil, aunque actualmente sus platos tienen ejecución y cuidado en cocciones mucho más modernas.

D.O.M

La creatividad garantiza la distinción. Solo así se logra ser diferente. Así lo ha expuesto el chef más famoso de Brasil, Alex Atala, en más de una entrevista. Para el expunk, D.O.M es una esfera de investigación y siempre anda en la búsqueda de ingredientes innovadores.

Barú Marisquería

Ubicada dentro de un coqueto pueblo de la calle Augusta, la cocina se dedica, sobre todo, a preparar pescados y mariscos bajo la supervisión del cocinero Dagoberto Torres. Todos los insumos marinos son obtenidos el mismo día que terminarán cocinados sobre la parrilla.

Mocotó

Ya formaba parte del imaginario culinario del país. Y el restaurante que lo usó como plato bandera ganó popularidad casi de inmediato. Hablamos del caldo mocotó, un tradicional guiso de pata de ternera brasileña (parecida a la patita con maní peruana).