El recorrido del chef madrileño Sergio Barroso antes de aterrizar en Santiago ya era bastante amplio. Trabajó dos años en El Bulli, de Ferran Adrià, y tuvo una larga temporada en Mónaco e Inglaterra. Este es su segundo proyecto en Chile. En esencia, es un restaurante de tapas sofisticadas para comer con la mano. Le llaman finger food. Hay sumo cuidado en la estética y en los detalles: en el helado de ajo blanco con salmón, palta y wasabi; o en el hojaldre de paté de cerdo escabechado. Tienen un menú degustación de doce pasos y solo hay cuarenta asientos. 

¿Dónde? Antonia López de Bello 040, Bellavista

Teléfono: +56 2 2732 9214 

Más información aquí. 

 

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

Crédito de imagen: 040.cl

También puede interesarte

99 Restaurante

En este local, no abusan de los condimentos y procuran hacer todo de manera artesanal: desde los quesos hasta los embutidos.

Arrocería Cienfuegos

¿Puedes vivir sin arroz? Esa fue una de las preguntas que se hizo el chef Benjamín Cienfuegos antes de abrir la primera arrocería de Santiago de Chile.

Osaka

En el año 2000, fue el primer restaurante nikkei que aterrizó en Santiago. El chef peruano Ciro Watanabe ha estado a cargo de la cocina y la ha llevado a ser incluida en listas de los mejores restaurantes de la región.

Ambrosia Bistro

Un concepto más casual y más asequible, donde se propone una visión de la bistronomía chilena. El resultado: técnicas y recetas francesas con productos chilenos de temporada.