Primero, si llegas a Santiago, olvídate por un momento de la cepa carmenere. Sabemos que es la insignia de los viñedos en Chile, pero en este wine bar se lucen otras cepas raras que los sommeliers ofrecen a los visitantes. Estas, por supuesto, también forman parte del terruño chileño. Por ejemplo, la sauvignon gris de Casa Marín (que proviene del frío de Valparaíso), la torontel naranjo de Maturana Wines (una especie de orange wine) y la portugais bleu de Viña Carmen. Un mundo por descubrir en una (o varias) copas. Aquí también ofrecen hasta doce vuelos de degustación.

¿Dónde? Lastarria 276, Lastarria 

Teléfono: +56 2 2263 89893

Más información aquí. 

 

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

Crédito de imagen: Katherine Hidalgo

También puede interesarte

Polvo

Más de cien etiquetas de vino natural chileno, esa tendencia global que valora los mostos de la uva con casi nula intervención, sin filtrar, expresando su terror auténtico.

Cuatro Bocas

Aquí se especializan en albóndigas, incluyendo sus opciones vegetarianas (de frijoles o quinua) y dulces (de arroz con leche y de coco). Si bien estas son las que se llevan la atención, su barra ejerce una atracción inevitable también.

La Providencia

Un bar en el que los detalles importan y la puesta en valor de productos chilenos es el único mandamiento que se cumple.

Salón Chharqu

Su propuesta incluye creaciones que forman parte de algo que llaman «coctelería ancestral». Está ubicado en el segundo piso del restaurante Peumayén.