¡Salvo Patria! es algo así como el ¡Ampay, me salvo! Esa frase de salvaguarda de un juego infantil, el mismo que Alejandro Gutiérrez y Juan Ortiz jugaban de niños. Gutiérrez fue biólogo antes de ser ese cocinero que trabajó en Nueva York y Lima. Ortiz es barista y pasó una temporada en Australia, moliendo granos de café. Ambos dirigen Salvo Patria. En el jardín de la casa convertida en restaurante, hay una pequeña huerta de plantas aromáticas, como el orégano y el tomillo, que utilizan en sus preparaciones. Eso habla de la frescura de sus ingredientes y de su trazabilidad, que también se expresa en el resto de insumos como frutas y verduras. Recomendamos el bocado de pulpo asado con chorizo y hogao (una salsa de tomate típica de Colombia), el curry y su famoso sánguche de costilla de cerdo. 

¿Dónde? Calle 54a #4-13, Chapinero Alto 

Teléfono: +57 1 702 6367 

Más información aquí.

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

Crédito de imagen: salvopatria.com

También puede interesarte

Villanos en Bermudas

El argentino Nicolás López y el mexicano Sergio Meza sacudieron Bogotá a fines de 2016 cuando abrieron Villanos en Bermudas.

Misia

Es la propuesta más casual de Leonor Espinosa, la cocinera que ideó Leo. Pero, en Misia, ejecutó su propia versión de la cocina tradicional de Colombia, alejada de la bandeja paisa y del ajiaco.

El Chato

Álvaro Clavijo pasó por L’Atelier en París y por Per Se en Nueva York. Allí, aprendió técnicas: deshidratación, cocción al vacío, fuegos lentos.

Mesa Franca

Es una casa grande, ubicada justo en una esquina. Por dentro, la atmósfera es rústica e industrial con toques sofisticados.