No solo es el cerro tutelar de la ciudad, sino que también fue el escenario de un episodio histórico. En la falda del Santa Ana, se produjo la fundación de Guayaquil en el siglo XVI. Más allá de la vista formidable, en tiempos recientes, se produjo allí un modelo de transformación urbana. Desde el año 2000, Santa Ana dejó de ser un espacio tugurizado, asediado por la escasez y la violencia, para abrazar un proceso de remodelación y embellecimiento. En el barrio, aparecieron las fachadas de colores, los faroles y senderos, las tiendas de artesanías, las áreas verdes, los restaurantes y cafeterías, y las glorietas que funcionan como miradores durante el ascenso. Sí, para llegar al punto más alto, hay que recorrer las escalinatas Diego Noboa, como las de Selarón en Río de Janiero. 

¿Dónde? Numa Pompilio Llona 120, Las Peñas

Teléfono: +593 4230 1998

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

También puede interesarte

Catedral Metropolitana

Este lugar, construido a mediados de 1547, alberga un episodio importante de la cultura ecuatoriana.

La Perla

Es la noria más alta de Sudamérica. Es decir, son apenas veinte ciudades en el mundo que tienen ruedas de la fortuna que superan los veinte metros, y la de Guayaquil tiene cincuenta y siete metros de altura, casi veinte pisos de un edificio.

Parque Histórico

Perfecto para ir con la familia. Alberga animales silvestres y diversas especies de flora y fauna de la región. Fue construido en 1997, a orillas del río Daule, con un solo objetivo: exponer la historia y cultura de la ciudad.

Palacio de Cristal

Ubicado frente al río Guayas, la construcción original cumplió las funciones de un mercado de abastos a inicios del siglo XX. Fue diseñado por dos ingenieros que resultaron ser representantes directos de Gustave Eiffel.