Es una ecoaldea, creada en 2010, sobre el margen del río Guayas, a casi ochocientos metros desde el centro de Guayaquil, justo dentro de la jurisdicción de un área protegida de más de cuatro mil hectáreas. Funciona como frontera natural con la ciudad de Durán. Además, es el espacio ideal para el turismo comunitario y sostenible que puede organizarse durante un paseo de fin de semana. Hay apenas cincuenta casas, equipadas con paneles de energía solar, en las que viven cerca de doscientas cincuenta personas, que conservan un tono rojizo en sus fachadas, semejante al de los manglares que rodean la ecoaldea. Cuenta con un mirador, senderos señalizados para caminatas y avistamientos de aves, y se ofrecen paseos en canoa. 

¿Dónde? Isla Santay, Guayaquil 

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

Crédito de imagen: guayaquilesmidestino.com

También puede interesarte

Malecón del Salado

Las ráfagas que despiden las fuentes de agua siguen el ritmo de la música y las luces que se proyectan durante las noches configuran un espectáculo sensorial distinto.

Catedral Metropolitana

Este lugar, construido a mediados de 1547, alberga un episodio importante de la cultura ecuatoriana.

Cerro Santa Ana

No solo es el cerro tutelar de la ciudad, sino que también fue el escenario de un episodio histórico. En la falda del Santa Ana, se produjo la fundación de Guayaquil en el siglo XVI.

La Perla

Es la noria más alta de Sudamérica. Es decir, son apenas veinte ciudades en el mundo que tienen ruedas de la fortuna que superan los veinte metros, y la de Guayaquil tiene cincuenta y siete metros de altura, casi veinte pisos de un edificio.