Un portón, muy cerca del Parque Histórico, es la entrada a la casa de Julián Coronel, un reconocido médico guayaco de inicios del siglo XX. Esa misma construcción, adaptada y refaccionada por arquitectos de Guayaquil, es el escenario para la puesta en escena culinaria del chef Juan Carlos Ordóñez. Su propuesta involucra una sensación: sentirse en casa. El lugar es amplio, luminoso y tiene a la vista decenas de árboles y un lago. La carta también es extensa. Entre las treinta opciones, destacamos el cebiche de mariscos de Jipijapa (que lleva una marinada de cítricos, palta y maní) y el costillar de cerdo con moro negro cremoso y vinagreta caliente de aguardiente de caña y naranja. 

¿Dónde? Entre Ríos 159, Samborondón (Plaza Lagos)

Teléfono: +593 4 500 0440 

Más información aquí.

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

También puede interesarte

Místico

Si en la carta existen nombres de platillos que nos recuerdan mitos, leyendas y cuentos latinoamericanos, no es casualidad. La cocinera María Cristina Reinoso se inspiró en esos relatos para diseñar la propuesta de Místico, dominada por influencias ecuatorianas, peruanas y colombianas.

La Canoa

Aunque está dentro del Hotel Continental, La Canoa, inaugurada en 1974, ha sabido posicionarse en la escena gastronómica guayaca con una propuesta de cocina típica actualizada.

Marrecife

Primero, una definición. El corviche es una preparación típica de la costa ecuatoriana (parecida al seco de chavelo peruano): una especie de masa de plátano, condimentos y maní, rellena de pescado.

Zentro

La comida saludable no tiene por qué ser aburrida. Esa fue la premisa de MansoMix, el primer nombre de este espacio ubicado al interior de un hotel boutique, El Manso.