Fue fundado en 1975 por Muriel Ann Beaven, una mujer que nació en Chile, pero que desde que aterrizó en Guayaquil adquirió otra nacionalidad emocional. Tenía entonces treinta y tres años y ningún aprendizaje formal en gastronomía. Sin embargo, su vigencia es sinónimo de calidad. En su carta, se distinguen dos estilos de hacer cebiche: el criollo y el peruano (incluso tienen una versión con palmitos y champiñones). Otros imperdibles son la crema de cangrejo, la parrillada de mariscos y los langostinos mechados. 

¿Dónde? Boulevard 9 de Octubre 1918 y Los Ríos, Nueve de Octubre 

Teléfono: +593 4228 0461

Más información aquí.

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

También puede interesarte

Casa Julián

Un portón, muy cerca del Parque Histórico, es la entrada a la casa de Julián Coronel, un reconocido médico guayaco de inicios del siglo XX. Esa misma construcción, adaptada y refaccionada por arquitectos de Guayaquil, es el escenario para la puesta en escena culinaria del chef Juan Carlos Ordóñez.

Zentro

La comida saludable no tiene por qué ser aburrida. Esa fue la premisa de MansoMix, el primer nombre de este espacio ubicado al interior de un hotel boutique, El Manso.

La Pizarra

La carta se basa en el tapeo, pero no es un retrato exacto de lo que se encuentra en una tapería española: es una reinterpretación. Su concepto se basa en la revalorización de sabores ecuatorianos.

Místico

Si en la carta existen nombres de platillos que nos recuerdan mitos, leyendas y cuentos latinoamericanos, no es casualidad. La cocinera María Cristina Reinoso se inspiró en esos relatos para diseñar la propuesta de Místico, dominada por influencias ecuatorianas, peruanas y colombianas.