En 1947, su abuela tenía una picantería en Cuenca, donde ofrecía guisos, caldos y sopas. Su tío manejó un pequeño local cerca de un terminal terrestre donde vendía desayunos. Esa herencia (y esa cercanía a la cocina) fue una huella en Mauricio Acuña. Y apareció cuando acuñó el término gastropicantería en el año 2015. En Salnes, ambas tradiciones se encuentran: el recetario de la abuela y la experiencia de Acuña por las cocinas de España. Por ejemplo, su personalísima versión del chicharrón con habas o la lenta cocción del cochinillo durante veinticuatro horas.

¿Dónde? Isla Isabela N44-27 y avenida Río Coca, Policía Nacional

Teléfono: +593 99 421 9728

Más información aquí.

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

También puede interesarte

Laboratorio Gastronómico

En este mismo espacio, en 1940, se fabricaban alambres. Desde el año 2015, es una incubadora de restaurantes itinerantes.

Entrecôte

Sebastián Vizcaíno es arquitecto, sommelier y dueño de este steakhouse, que se acerca al de una brasserie parisina.

Zazu

Fue uno de los primeros restaurantes de fine dining en Quito. En el año 2015, incluso fue incluido en la lista de los restaurantes a tomar en cuenta en el mundo según CNN Travel.

Zerdo

Forma parte del mismo grupo gastronómico que tiene Zazu, pero aquí la propuesta, creada por David Picco en el año 2017, es mucho más fácil de comprender: se trata del cerdo.