En 1939, la coleccionista húngara Olga Fisch, una apasionada de la estética Bauhaus, llegó a Ecuador escapando de la guerra en Europa. Tres años después, inauguró un espacio de arte que llevaba su nombre. Durante ese tiempo de adaptación a una cultura distinta, ya había confeccionado una amplia antología de arte indígena y ecuatoriano, que incluye tapices hechos a mano, filigranas de plata, sombreros de paja y piezas de cerámica. Fue la primera colección de arte popular en el Ecuador. Pero su labor no solo fue la de curadora, también estrechó lazos con artesanos locales. Alfombras suyas han engalanado espacios internacionales como el MoMA o el Lincoln Center de Nueva York. Los diseños que hoy se ofrecen en la boutique son el mejor legado de su pasión.

¿Dónde? Avenidas Colón E10-53, La Paz

Teléfono: +593 2 254 1315

Más información aquí.

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

Crédito de imagen: olgafisch.com

También puede interesarte

Homero Ortega

Aunque es conocido mundialmente como Panamá hat, la historia de los sombreros confeccionados con paja toquilla tiene un origen compartido con el pasado de Ecuador.

Libertina

Es un espacio libre para la exposición de jóvenes artistas y diseñadores independientes.

The Designers Society

Está ubicado al lado de un mall, no cobra porcentaje sobre los precios, hace curaduría de las marcas y elige como máximo cincuenta emprendimientos para cuatro temporadas al año.

Carolina Crespo

¿Una diseñadora vegana? Sí, así se presenta la quiteña Carolina Crespo. Cuando adoptó ciertos cambios en su alimentación, trasladó también esa filosofía a su quehacer creativo.