Al igual que Cherusker y Bandido, forma parte de ese creciente grupo de microcervecerías que siguen el pulso de las noches en Quito. El origen de Sinners se parece al de un emprendimiento millenial de tecnología: Adrián Romero y Paúl Bohórquez empezaron haciendo cervezas como hobby en el garaje de uno de ellos. Solo podían producir cien litros y sus amigos eran los únicos clientes que validaban sus creaciones. Cuatro años después, tomaron las cosas en serio y triplicaron la capacidad de producción. Y en 2017, abrieron este local. Ofrecen más de veinte estilos de cerveza y ya han ganado medallas en concursos internacionales. Lo interesante es que emplean insumos atípicos: tienen una con arrayán (un árbol con hojas que despiden notas a mentol), con ají rocoto, con cedrón y con miel.

¿Dónde? Mariana de Jesús E7-108, La Pradera

Teléfono: +593 99 552 3129

Más información aquí.

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

Crédito de imagen: Sinners Micro Cerveceria

También puede interesarte

Café Mosaico

Es un espacio icónico en Quito, sobre la colina Itchimbia, que destaca por la vista panorámica del casco histórico que se observa desde su terraza y por la correcta ejecución de sus cafés.

Pim´s

El Panecillo es una de las diez cimas de Quito, que funcionan como miradores naturales y congregan emprendimientos turísticos alrededor.

Bandido Brewery

En un edificio colonial de 1850, se ubica esta microcervecería que sigue el estilo estadounidense de ofrecer bebidas de lúpulos distintas para la escena quiteña.

Vista Hermosa

Aunque suene a obviedad, este bar restaurante sí ofrece una impresionante vista panorámica del casco antiguo de la ciudad: la plaza, la iglesia de San Francisco, las laderas vecinas encendidas de noche.