El lugar evoca una cantina retro cubana. El bar está a cargo de Julio Cabrera, mientras que el restaurante está en manos de Michelle Bernstein. La fusión es evidente: lo mejor de Miami y lo mejor de Cuba, pero el resultado es novedoso. Los sabores buscan la excelencia, y se disfrutan con trova como banda sonora. Para tomar: un daiquiri clásico, un mojito o una mulata. Tampoco hay que perder de vista los tragos de la casa: la Mentirita, la Chancleta y el Guayabero, que son los más pedidos. 

¿Dónde? 971 SW 8th Street, Little Havana

Teléfono: +1 786 615 4379

 

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

Crédito de imagen: Cafe La Trova

También puede interesarte

Astra

Restaurante, bar y lounge. Este lugar, en Wynwood, promete (casi garantiza) sunsets espectaculares, buenos vinos y música seleccionada por DJ, que varía cada semana.

Broken Shaker

Empezó como un pop up, allá por el año 2012, en el patio de un edificio art déco. Sin embargo, cuando los dueños –Gabe Orta y Elad Zvi– notaron que su propuesta era distinta de la de los otros bares de la zona, se transformó en un concepto permanente.

Barter Wynwood

Toma, come e intercambia. Ese es el lema del bar Barter Wynwood. La atmósfera es relajada: en el patio, los muebles de madera están hechos a mano con un acabado quemado y las sillas son vintage.

Beaker & Gray

El Miami Herald lo considera ambicioso (en el buen sentido de la palabra). Es un restaurante casual con platos elaborados que fusionan sabores ácidos, dulces y frescos.