Dos artistas involucrados en un emprendimiento de coctelería: Ektoras Binikos es griego, bartender y un destacado videasta; Simon Jutras es neoyorquino, fotógrafo y diseñador. Los cócteles de Sugar Monk tienen ese componente artístico en su ejecución, incluyendo las pequeñas esculturas de hielo con flores comestibles al interior de las copas. Para Binikos, el cóctel perfecto debe sorprender no solo el gusto, sino también la vista y el olfato (es usual ver sopletes quemando canela o romero para provocar nubes de aromas embriagantes). Para ello, ejecutan una suerte de alquimia moderna. Usan whisky de centeno para un negroni y rescatan licores exóticos como el mediterráneo mirto y un singani boliviano.

¿Dónde? 2292 Frederick Douglass Boulevard, Harlem

Teléfono: +1 917 409 0028

Más información aquí.

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

También puede interesarte

The Aviary

Dejemos de lado por unos segundos la carta, los tragos, el servicio y la música. Lo que más llama la atención aquí es la vista panorámica de Central Park y del Manhattan skyline desde el hotel Mandarin Oriental. La experiencia, entonces, está por los cielos.

The Skylark

Una ciudad llena de rascacielos merece bares en los techos. Los rooftops son famosos en esta ciudad y este, que abrió hace cinco años, ha sabido ganarse el respeto de los ciudadanos más especiales.

Dante

En la lista de los cincuenta mejores bares del mundo, Dante ocupa el noveno lugar. Abrió en 1915, así que sabe muy bien qué hacer.

Attaboy

Los críticos (bastante exigentes) lo consideran como uno de los mejores bares de Nueva York. Está escondido detrás de una puerta de metal, pero tiene gran personalidad.