Dejemos de lado por unos segundos la carta, los tragos, el servicio y la música. Lo que más llama la atención aquí es la vista panorámica de Central Park y del Manhattan skyline desde el hotel Mandarin Oriental. La experiencia, entonces, está por los cielos. Regresemos a los tragos. Los bartenders son entrenados como si fuesen chefs o artistas japoneses y tienen un gusto particular por los detalles. Solo trabajan con hierbas y productos frescos del día, y honran la innovación y tradición en cada vaso. El bartender, Micah Melton, trabaja de la mano con diseñadores industriales para crear las herramientas y máquinas que él imagina en su cabeza. Por ejemplo, una rueda que hace que el cóctel evolucione sobre la mesa mientras el tiempo transcurre.

¿Dónde? 80 Columbus Circle, Manhattan

Teléfono: +1 212 805 8800

Más información aquí.

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

Crédito de imagen: theaviary.com

También puede interesarte

Amor y amargo

Los ingredientes que se usan para los cócteles son misteriosos y, por eso, el bar tiene sus recomendaciones. Esperan que sus clientes tomen riesgos, que salgan de su zona de confort y se atrevan a pedir esas mezclas que no encontrarán en otro lugar.

Attaboy

Los críticos (bastante exigentes) lo consideran como uno de los mejores bares de Nueva York. Está escondido detrás de una puerta de metal, pero tiene gran personalidad.

Atla

Se dice que en este restaurante se cocina increíble y sin esfuerzo, un atributo que se aprecia tanto en la gastronomía como en las personas.

Sugar Monk

Dos artistas involucrados en un emprendimiento de coctelería: Ektoras Binikos es griego, bartender y un destacado videasta; Simon Jutras es neoyorquino, fotógrafo y diseñador.