¿Qué hace que un bar sea un buen bar? La buena música y la cerveza. Es cierto. Pero para tener el mejor bar del mundo, se necesita de mucho, muchísimo más. Las mentes detrás de The Dead Rabbit lo sabían y, por eso, se tomaron seis años para crearlo. La vibra es irlandesa y el espacio enorme: son tres pisos para tomar cerveza o tragos con nombres como Femme Fatale y Mafioso. La comida arma el combo perfecto y el lugar es tan acogedor como un irlandés en su momento más afectuoso tras una noche de fiesta.

¿Dónde? 30 Water Street, Manhattan

Teléfono: +1 646 422 7906

Más información aquí.

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

Crédito de imagen: deadrabbitnyc.com

También puede interesarte

The Skylark

Una ciudad llena de rascacielos merece bares en los techos. Los rooftops son famosos en esta ciudad y este, que abrió hace cinco años, ha sabido ganarse el respeto de los ciudadanos más especiales.

Attaboy

Los críticos (bastante exigentes) lo consideran como uno de los mejores bares de Nueva York. Está escondido detrás de una puerta de metal, pero tiene gran personalidad.

Amor y amargo

Los ingredientes que se usan para los cócteles son misteriosos y, por eso, el bar tiene sus recomendaciones. Esperan que sus clientes tomen riesgos, que salgan de su zona de confort y se atrevan a pedir esas mezclas que no encontrarán en otro lugar.

Bar Pisellino

Está en el corazón de West Village y es una oda a un bar italiano. Se sirve bomboloni alla crema, panini farciti y spuntini.