Coyoacán, a hora y media del centro de Ciudad de México, es la colonia donde se ubican el Museo Anahuacalli y el de Frida Kahlo, motivos suficientes para una visita de fin de semana. Sin embargo, hay otro atractivo fundamental para cuando no estés dentro de un museo: su bien ganada fama de barrio bohemio por las noches y la explosión de colores y sabores de su mercado.

Comenzó a funcionar en el local que conocemos hoy en 1956: tiene tres naves al interior y techos altos que favorecen la entrada de luz natural. Como todo mercado, funciona como termómetro para entender la identidad de una ciudad. Hay frutas, dulces típicos, piñatas, artesanías, disfraces, antigüedades y, claro, muchos puestos de comida. Recomendamos las quesadillas de doña Lucha, los moles de San Pedro de Actopan, las tapas de Anparali y las carnitas de El Charro. Para algo dulce, prueba el helado de horchata en Nieves El Kiosco de Coyoacán.

Mercado de Coyoacán ISTOCK

¿Dónde? Ignacio Allende s/n, Del Carmen

Teléfono: +52 55 4072 1596

Más información sobre el Mercado de Coyoacán aquí.

Conoce más de la Ciudad de México aquí.

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

También puede interesarte

Trajineras en Xochimilco

Le dicen la Venecia de México. Es un conjunto de canales y riachuelos que tienen su origen en el diseño prehispánico urbano de México-Tenochtitlan, la capital del imperio mexica antes de la llegada de los españoles. Hoy, las trajineras, esas coloridas embarcaciones, los recorren.

Museo Anahuacalli

Está hecho con piedra volcánica y fue diseñado por el artista mexicano Diego Rivera, esposo de Frida Kahlo, para darle un lugar a su colección de más de cincuenta mil piezas de arte prehispánico.

Museo Jumex

Desde que abrió sus puertas en el año 2013, marca la pauta en la vida cultural de la ciudad. Allí se ha expuesto obra de artistas internacionales como Jeff Koons, Marcel Duchamp, Andy Warhol y John Baldessari.

Museo del Templo Mayor

A solo veinte metros de la Catedral Metropolitana, se hallaron estos vestigios de la cultura mexica. Es decir, sincretismo puro: construcciones religiosas de la Colonia compartiendo el espacio geográfico con construcciones prehispánicas.