Aquí, el libre albedrío es piedra de toque. Cada quien se sienta donde guste, toma sus cubiertos de la cesta y su cerveza bien fría directamente de la nevera. El menú del día está escrito en una pizarra colgada sobre la pared y se leen entre diez a doce platos que resaltan el sabor de la comida panameña y de las diversas culturas que configuran la identidad de la ciudad. Nos referimos, en este caso, a una receta que une un carpaccio de yuca con pesca del día. En suma, es un lugar vibrante, comida casera, sin pretensiones. Por ejemplo, destaca la sencillez de un plato que ofrece concolón, servidas como si fuera crepes, junto con una salsa de tomate. 

¿Dónde? Calle 12 Este, Casco Antiguo

Teléfono: +507 202 6892

Más información aquí.

 

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

Crédito de imagen: @fondaloquehay

También puede interesarte

Maito

Para Mario Castrellón, la gastronomía es cultura. Solo pensando así pudo dedicarse a fabricar un menú con influencias culinarias que se extienden fuera de la isla, abarcando Europa, Asia y África.

El Último Refugio

Comida caribeña con opciones vegetarianas, música en vivo, ubicación casi a la orilla del mar, brisa y atención personalizada son factores que hacen de El Último Refugio un espacio peculiar para la cena.

Riesen

Su apellido materno fue el homenaje. Así lo pensó el dueño y cocinero, Hernán Correa Riesen. En Panamá, también existe esa condición de la memoria que asocia los mejores sabores de la infancia a la sazón materna.

El Trapiche

Los platos criollos de Panamá estimulan la aparición de un nuevo vocabulario a través de El Trapiche, un restaurante con más de treinta años de operación.