En un rincón escondido del Casco Antiguo, se encuentra este hermoso hotel renovado como un café, ubicado en la planta baja, llamado Las Clementinas. Es un lugar para que los viajeros y locales se reúnan, y prueben un menú sabroso, sin complicaciones. Este rincón gastronómico no solo busca maravillar al comensal desde el paladar, también lo ataca por los otros sentidos: la música apropiada (muchas veces en vivo), la romántica iluminación de las velas y, sobre todo, la frescura de su jardín secreto. 

¿Dónde? Calle 11 y Avenida B, Casco Antiguo

Teléfono: +507 308 6550

Más información aquí.

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

También puede interesarte

Maito

Para Mario Castrellón, la gastronomía es cultura. Solo pensando así pudo dedicarse a fabricar un menú con influencias culinarias que se extienden fuera de la isla, abarcando Europa, Asia y África.

Diablicos

Una pintoresca fachada color naranja y la figura de un diablico en la puerta indican que has llegado al lugar donde la tradición culinaria de la isla encuentra una de sus expresiones más honestas.

El Trapiche

Los platos criollos de Panamá estimulan la aparición de un nuevo vocabulario a través de El Trapiche, un restaurante con más de treinta años de operación.

Salvaje

Imagina probar los más excéntricos platos con una vista panorámica de todo el skyline de Panamá, y en el lado opuesto, la imagen indeleble del Casco Antiguo. Esto se vuelve realidad en Salvaje, un restaurante basado en el arte culinario japonés, con ciertas licencias que nos recuerdan el Mediterráneo.