Un ejemplo de los magníficos rincones que esconde República Dominicana es Hoyo Azul (totalmente instagrameable, por cierto). Es una piscina natural (el nombre correcto sería cenote) ubicada dentro de uno de los parques naturales de Punta Cana, el Scape Park. Para llegar, hay que atravesar un puente colgante y un jardín de orquídeas. La piscina tiene casi catorce metros de profundidad y se refugia sobre una inmensa piedra caliza, cubierta de vegetación. 

¿Dónde? La Altagracia

Teléfono: +1 809 469 7484

Más información aquí. 

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

También puede interesarte

The 3 Eyes National Park

A solo diez minutos de la zona colonial de Santo Domingo, se encuentra esta reserva natural de cuevas de piedra caliza. Aquí se filmaron escenas de la película “Tarzán”.

Macao Surf Camp

Al frente de una playa con olas mansas y brisa ligera está Macao Surf Camp. Allí, por supuesto, puedes solicitar una clase para correr tabla en el Caribe.

Alcázar de Colón

Diseñado y construido entre 1511 y 1514, este palacio está inspirado en la Mancera de Abajo de Salamanca. Fue un regalo del rey Fernando II a Diego Colón, hijo de Cristóbal, para que viva con sus descendientes en la isla La Española.

Bávaro Adventure Park

Si de adrenalina se trata, este parque es experto en producirla. Se fundó en 2011 y desde entonces es el lugar que lleva las actividades turísticas a otro nivel.