Un ejemplo de los magníficos rincones que esconde República Dominicana es Hoyo Azul (totalmente instagrameable, por cierto). Es una piscina natural (el nombre correcto sería cenote) ubicada dentro de uno de los parques naturales de Punta Cana, el Scape Park. Para llegar, hay que atravesar un puente colgante y un jardín de orquídeas. La piscina tiene casi catorce metros de profundidad y se refugia sobre una inmensa piedra caliza, cubierta de vegetación. 

¿Dónde? La Altagracia

Teléfono: +1 809 469 7484

Más información aquí. 

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

También puede interesarte

Cueva Iguabonita

Durante años, el tiempo ha moldeado el paisaje dando origen a formaciones naturales, totalmente caprichosas, como esta cueva. Para llegar, hay que escalar por los acantilados de El Farallón.

Horse Play Tours

Un increíble paseo que comienza por una visita a la fábrica de puros, donde uno puede aprender a enrollarlos y luego, degustarlos.

Museo Arqueológico Nacional

Para comprender el pasado de este país, es necesario hacer una parada en este museo ubicado dentro de los complejos de Altos de Chavón, centro que acoge una de las colecciones más completas y asombrosas de la cultura taína.

Macao Surf Camp

Al frente de una playa con olas mansas y brisa ligera está Macao Surf Camp. Allí, por supuesto, puedes solicitar una clase para correr tabla en el Caribe.