Imagina una casa que se construyó durante cincuenta años, con múltiples estilos de arquitectura, adornos excéntricos y paredes inacabadas, siguiendo los antojos de su dueño. Ahora imagina a ese dueño, Humberto Pittamiglio, un arquitecto, político y alquimista en Uruguay de inicios del siglo XX. El resultado es el Castillo Pittamiglio.

Ubicado en el barrio sur de Montevideo, la casa de Pittamiglio, construida entre 1911 y 1966, parece perdida, atípica, en medio de dos edificios modernos y residenciales. En la fachada, hay piedra, ladrillo y una inmensa réplica en relieve de la Victoria alada de Samotracia, icono escultórico de la Grecia Clásica. Su filiación alquimista no fue un detalle snob: Pittamiglio realmente dedicó días a la investigación de dicha escuela de pensamiento e incluso diseñó salas de meditación que plagó con símbolos rosacruces y medievales.

El centro cultural a cargo de la obra y edificios del arquitecto en Uruguay también organiza recorridos nocturnos de magia, como un homenaje para que los fanáticos de Harry Potter (sí, van vestidos como para asistir a Hogwarts) recorran los senderos enigmáticos de la casa de Pittamiglio.

¿Dónde? Rambla Mahatma Gandhi 633, Punta Carretas

Teléfono: +598 2710 1089

Más información aquí.

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

También puede interesarte

Escaramuza

Una librería con un café restaurante. Una cafetería con decenas de estantes con libros de editoriales de todo el mundo. De una u otra manera, este espacio en Montevideo seduce a los viajeros con esa mezcla de bohemia, literatura, artes y buena sobremesa.

Teatro Solís

Es el teatro más antiguo de Sudamérica. Cuenta 162 años desde su fundación y, si hacemos cuentas, prácticamente nació con la república de Uruguay. Aquí, se disfruta de la temporada de ópera y espectáculos de música clásica y conciertos de piano.

Café Brasilero

Durante más de dos décadas, el escritor e intelectual Eduardo Galeano visitó el Café Brasilero todos los miércoles. Es el café más antiguo de la ciudad, inaugurado en 1877, y fue el primero en ser declarado de interés cultural.

Jardín Japonés

Inaugurado en el año 2001, cuenta con casi dos mil metros cuadrados de extensión. Su nombre original es Jardín Hei Sei y luces los elementos característicos del paisajismo oriental en las ciudades sudamericanas.