No es un error: uno de los refugios emocionales para el tango en la ciudad se llama así, con dos letras A. En este bar, se escucha y se baila buen tango. Uno de sus clientes habituales fue Carlos Gardel durante una temporada en 1933. Es que este emblemático bar se fundó en 1895 y se hizo famoso entre los parroquianos por dos de sus bebidas, el Pégulo y la Uvita. Esta última tiene una receta secreta e incluso ha sido comercializada y embotellada fuera del bar (se dice que tiene vino y caña). Otras personalidades que pasaban por Fun Fun eran Jorge Drexler, Fito Páez y Bryan Adams, entre otros. Recuerda que los viernes, después de las diez de la noche, suena candombe, la salsa uruguaya.

¿Dónde? Ciudadela 1229 , Barrio Sur

Teléfono: +598 2915 8005

Más información aquí.

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

Crédito de imagen: barfunfun.com

También puede interesarte

La Ronda

En este espacio de la Ciudad Vieja, el credo de los vinilos sigue vigente: las decenas de discos han sido seleccionados con detalle por los dueños. Sesiones de jazz, de rock y de blues se turnan con cervezas y cocteles clásicos.

Café Roldós

Desde 1886, en este bar emblemático de Montevideo, ofrecen su tradicional medio y medio, una combinación de vino blanco, seco, y otro, espumoso. Una combinación tan esencial como el negroni.

Bar Andorra

Un bar emblemático, querido por locales y viajeros desde hace cuarenta años. Por adentro, la decoración sigue siendo la de toda la vida: estanterías de madera, un mostrador de mármol, la misma caja registradora y la eterna máquina para hacer café.

La Hacienda

En este bar, hay dos pedidos especiales: cerveza y tacos. El local es sencillo: una barra, mesas y cartas en ellas. Sin embargo, La Hacienda recibe gente desde 1942. Es decir, ya ingresó a la categoría de bares notables de la ciudad.