El ambiente es descontracturado y cada cierto tiempo sorprende con un plato nuevo. Su fuerte es hacer que los clientes se queden conversando por horas, llenando las copas con vino o pidiendo más jarras de cerveza. La música acompaña (recuerda que los martes son de jazz) y para picar está bueno probar la bondiola al chutney, el falafel, el cordero con hummus o el provolone con peras y queso azul. Una mezcla atípica: entre india y charrúa.

 ¿Dónde? San Salvador 1952, Palermo

Teléfono: +598 2410 9342

Más información aquí.

Si visitas este lugar, compártelo en tus redes gracias a la Cobertura Internacional de Claro.

Crédito de imagen: El Mingus

También puede interesarte

Bar Andorra

Un bar emblemático, querido por locales y viajeros desde hace cuarenta años. Por adentro, la decoración sigue siendo la de toda la vida: estanterías de madera, un mostrador de mármol, la misma caja registradora y la eterna máquina para hacer café.

Asencio Bar

Tres amigos no quisieron complicarse en su nueva aventura gastronómica: quería un espacio de cervezas, vino y tapeo. No les importaba la etiqueta o el concepto, prefirieron apostar por la decoración, que respira art déco en cada rincón.

Matute

Federico Amándola dejó el rigor del fine dining para sumergirse en la cerveza. Investigó y se animó a elaborar su propia versión artesanal y casera. La bautizó Mist. El siguiente paso lógico fue abrir Matute Cervecería

Baar Fun Fun

En este bar, se escucha y se baila buen tango. Uno de sus clientes habituales fue Carlos Gardel durante una temporada en 1933. Es que este emblemático bar se fundó en 1895 y se hizo famoso entre los parroquianos por dos de sus bebidas, el Pégulo y la Uvita.